31 may. 2011

Hidra



Una amanece con jaqueca. Otra quiere remolonear. Esta tiene cita con el peluquero. Aquella pretende salir a correr. La quinta decide ordenar los armarios. Por experiencia saben que decapitarse es inútil, así que se lían a la greña y terminan como siempre: las cinco cabezas enredadas en un nudo.



Esta fue mi propuesta en la segunda ronda de las Microjustas. Mi micro favorito de los cuatro presentados hasta ahora (ojalá pueda presentar un quinto) fue el primero, por eso lo tengo guardado para el final.

20 comentarios:

  1. Este micro encanta en el sentido literal del término, tiene magia, Elisa.
    Si todavía has escrito otro que te gusta mas, no me lo pierdo por nada del mundo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ay, Patricia, qué iba a hacer yo sin ti. Da gusto publicar para encontrar tus palabras. Pues sí que hay uno que me gusta más, uni de esos que te dejan satisfecha y no sabes ni cómo te ha llegado esa idea a la cabeza. Tal vez fue porque lo escribí cuando me marchaba de vacaciones, en el coche... Espero que también te guste cuando lo leas.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen nudo el que armaste. ¡Suerte!

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  4. Está de rechupete. Espero que sigas pasando fases

    ResponderEliminar
  5. Qué lío con tantas cabezas. Es como dicen mágico, me gusto.

    Un saludo y a seguir escribiendo.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno. Además a mi me resulta muy familiar porque tengo la costumbre de decirle a mis hijos: -¡Hasta que no me pongo como una hidra, no me hacéis caso -. Me ha gustado verla aquí.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Esto tiene que ser peor que tener quintillizos!!! :D
    Buena justa.

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Lola y Fernando, cada vez la cosa se pone más complicada (aunque hay gente buenísima que ha sido derribada del caballo) vamos a ver qué pasa en la siguiente.

    Albajara, un saludo, un placer verte por aquí. Nos leemos.

    Esperanza, una amiga mía decía que con sus hijos se ponía como la niña del exorcista, con poco éxito.Tal vez una hidra con cinco cabezas furibundas sea capaz de obtener algún resultado :).

    Maite, después de escribir el micro recordé la fuente de inspiración, merece la pena leerla, es un relato breve estupendo de Cortázar, te dejo el enlace: Lucas, sus luchas con la hidra.

    Besos a todos y gracias por dejar huella.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta tu micro,
    llegué a tu espacio vía el microrelatista y asu vez vía Belén :)

    ResponderEliminar
  10. A mi este me gustó mucho!!
    Espero que llegues al final!!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. Cuando el consenso se confunde con el sinsenso...

    Un abrazo bipolar

    ResponderEliminar
  12. Otra de tus genialidades, Elisa de Armas tomar :-)
    Te sigo con devoción.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Ja, ja, si con una cabeza nos armamos un lío, con cinco ni te cuento, no me extraña que se hicieran un nudo. Buen micro Elisa, suerte.

    ResponderEliminar
  14. Me quedo esperando el desenlace de este nudo :-)

    A veces, veo las cosas tal cual son el mundo, como lo es en este caso son tu mini.

    Felicidades por este paso, esperamos el siguiente.

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno, Elisa. Están mal de la cabeza(S) estos monstruos de hoy en día! Me estoy imaginando a una de ellas en el peluquero...

    ResponderEliminar
  16. Mixha, espero que vuelvas por aquí.

    Sucede, la cosa está peliaguda, de momento vamos empate a uno, falta el voto de Iulius y no las tengo todas conmigo. Además los jueces en esta convocatoria nos están haciendo sufrir con la espera...

    Bice, este tenía que habértelo dedicado, qué fallo. Fíjate con el lío que tenéis vosotras dos, lo que tienen que ser cinco :).

    MJ, me pones colorá, chiquilla.

    Puri, gracias por la suerte, la necesito.

    Jose Luis, el nudo se deshará, sin duda, pero volverá. Lo difícil que es ceder y ponerse de acuerdo, incluso con uno mismo...

    Pablo, lo del peluquero le hizo mucha gracia a mi rival en las justas, se imaginaba una de las cabezas con el secador y los rulos. Tú le hubieras sacado partido a la hidra, seguro, anímate y nos cuentas una historia sobre ella.

    ResponderEliminar
  17. Muy buen micro, Elisa. Pero el que reservas, para mí es el mejor de los que has escrito para las justas (lo vi por la eñe y parece increíble que no lo hayan elegido, máxime leyendo dos o tres finalistas muy flojitos).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Gracias, Gabriel, ya sabía yo que te había gustado :). Eñe fue una pequeña desilusión (la verdad es que yo me enteré de que andaba por allí dando vueltas a través de ti), aún así he seguido mandando relatos. Sé que no tienen nada que hacer, pero como no exigen que los textos sean inéditos, tampoco se pierde nada por probar.

    ResponderEliminar
  19. las discusiones pueden ser mitológicas!

    ResponderEliminar
  20. Muy bueno, Elisa. Demasiadas cabezas en un solo pie y cada una con su geniecito...
    Suerte en las Justas!
    Abrazo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!