15 mar. 2013

Constante

"Y restos de lágrimas en las mejillas", anota mecánicamente, sin prestar atención a lo absurdo del hecho. Un instante después, la mujer contempla cómo dos gruesas gotas surgen de las cuencas vacías. Aterrada, abandona el pincel con el que lo limpiaba de restos de tierra y raicillas y recoloca el cráneo en su lugar. Un temblor estremece el conjunto de huesos. Cuando la paleontóloga, atribuyendo la visión al cansancio, abandona el laboratorio, la falange carcomida de un índice restaña el llanto del pómulo de su compañera y los amantes, estrechando su abrazo de siglos, vuelven a descansar en paz.


Aunque estuvo cerca no pudo ser, dos votos a favor y tres en contra me descabalgaron de ser ganadora semanal en ReC,  pero me lo pasé de bien... Mi familia crúcida siguió el programa y lo comentó por WathsApp a tiempo real, mis despojados colegas microrrelatistas me animaron en el Face y mis amigas del grupo literario "Se me paren los pulsos" (porque nosotras somos mucho de doña Concha Piquer) me dieron todo su cariño. Otra vez será, pero que me quiten lo bailao. A continuación se puede escuchar el audio del programa, con la lectura de los tres relatos finalistas y la votación

29 comentarios:

  1. Elisa, me enteré al leer los finalistas en la página del concurso y fue una verdadera pena que no ganases. Pero formar parte de los finalistas ya es todo un logro, por eso mi más sincera enhorabuena.

    El microrrelato es muy literario y original, lógico que destacase entre tantos envíos.

    A seguir así.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nicolás, me alegro que te gustase. Fue una sorpresa después de llevar cuatro temporadas participando en ReC y estoy muy contenta. Me alegra que te gustase el micro, la opinión de los microrrelatistas es muy importante para mí y lo importante es escribir, ¿no? Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy bueno, Elisa. Estuviste muy cerca y siento que al final no pudiera ser, porque tu texto lo merece. De hecho, creo que lo que de verdad mereces es un libro que reúna tus microcuentos y así tus fieles lectores podríamos hacernos una idea cabal de tu mundo microficticio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De lo del libro tengo ganas. Me había propuesto que cuando llegase a 200 micros en el blog me pondría con el libro y haría una selección de 100, pero ahora mismo estoy tan liada que es imposible. No sé si en verano... el problema es que cuando tengo tiempo me apetece más escribir que ponerme a recopilar, ordenar, seleccionar... Es una asignatura pendiente que no voy a poder dejar para la jubilación, porque antes la veía cerca y cada vez está más lejana.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  3. Enhorabuena por el relato finalista, aunque creo que debería haber sido el ganador. Y además con un estilo que no suele ser escogido habitualmente en Rec. Ojalá cambie el criterio y comiencen a seleccionarse más micros como el tuyo.
    Un abrazo
    José Agustín Navarro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido, José Agustín, muchas gracias por tu comentario. He leído cosas tuyas, claro, en ReC, en la reseña que te hizo Agustín en Previsiones y te valoro muchísimo como microrrelatista, así que también valoro muchísimo tus palabras.

      Otro abrazo.

      Eliminar
  4. Ayer cuando escuché el programa sentí mucho que no ganaras. Tu micro me gustó más que los otros dos, pero claro, es cuestión de gustos. De todas maneras, enhorabuena por llegar hast ala final, seguro que pronto eres ganadora, todo lo que ya he leído tuyo en despojos y aquí, me ha gustado mucho. De nuevo felicitaciones.
    Besico smuchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Nani, es cuestión de gustos. Los resultados ayudan a relativizar los concursos, tanto cuando se gana como cuando se pierde. Lo importante es disfrutar escribiendo y hacer disfrutar, en la medida de lo posible, a los lectores.
      Es un placer que nos encontremos en tantos buenos sitios, Rec, los Despojos, ENTC... Lo único malo es que el mundo microrrelatista crece a tanta velocidad que se me está volviendo inabarcable.

      Besos también para ti.

      Eliminar
  5. Precioso, Elisa, tanto por el cuidado lenguaje como por la historia que cuentas. Lástima que no pasaras a la final, pero de todas formas estimula haber pasado el corte. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú me comprendes mejor que nadie, Ricardo, porque lo viviste hace poco. No te preocupes, la alegría de la selección superó (y lo digo con toda sinceridad) a la decepción de no pasar.
      Y te voy a tener que tirar de las orejas, porque hace tiempo que no publicas.
      Otro beso.

      Eliminar
    2. Elisa: últimamente apenas tengo tiempo ni casi fuerzas para dedicarle un rato a mi blog. Además, el hecho de que esté embarcado en la corrección de pruebas del libro que publicaré en mayo me tiene distraído. Ya te informaré más adelante.
      Besos, y a seguir.

      Eliminar
    3. Vaya, qué envidia, todos os pasáis al papel.

      Eliminar
  6. ¡Felicidades, Elisa! Que llegar hasta ahí ya es una victoria. Ahora a quedarse un rato entre las nubes, pero no mucho que hay que seguir dándole al teclado ;)

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro, darle al teclado es lo mejor, cuando la musa no me visita me entra síndrome de abstinencia y me pongo de unas malas pulgas...
      Gracias, Gabriel, tus palabras son siempre uno de los mayores estímulos para mí.

      Eliminar
  7. Felicidades! llegar a ser finalista en REC es todo un triunfo. Un relato muy original. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beatriz, y bienvenida. Tienes razón, ser finalista ha sido muy importante para mí. Me alegra que te pareciera original mi relato.

      Eliminar
  8. Muchas felicidades Elisa.
    Al margen de resultados me parece un relato perfecto, además de estar magistralmente escrito y transmitir cantidad de sentimientos, se sale de los lugares comunes a los que generalmente acudimos la mayoría.
    Enhorabuena, no sabes la envidia que te tengo, je je.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, Miguel, menuda crítica, creo que me miras con demasiados buenos ojos, pero me encanta igual. Es un placer recibir la visita de los despojeros, qué buen rollo se ha creado en ese grupo.
      Otro beso.

      Eliminar
  9. ¡Mecachis Elisa! No me enteré, lo he visto hoy pero FELICIDADES. Es un micro muy de los tuyos con ese trasfondo tierno pero diferente. Y... me extraña que nadie te haya dicho nada del título, Constante, abarcando los siglos, siempre, siempre igual.
    Olés y besos

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Rocío, me gusta eso de "un micro muy de los tuyos", me gustaría ir teniendo poco a poco mi propia voz. El título viene de Quevedo: Amor constante más allá de la muerte (elegí la palabra "constante" porque es la que menos pistas da.

    ResponderEliminar
  11. Enhorabuena Elisa. Muy buen micro y estuvo cerca. Es para estar contento, llegar ahí ya es un logro, tú tras cuatro años lo conseguiste, yo aún sigo en blanco.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indio, tú y yo hemos quedado muy cerquita en algún concurso que otro. Que me hayan llamado debe ser señal de que tú eres el próximo. Ya verás.

      Un saludo desde la luna.

      Eliminar
  12. "Otra vez será...", y ojalá que sea muy pronto, porque te lo mereces. Tu micro, como siempre, es hermoso y original. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre cariñosa, Mónica, un abrazo y gracias.

      Eliminar
  13. ¡Compañera de fatigas! como ya te comenté en facebook, ya estabas tardando. Es un micro con tu sello y para mi gusto, el mejor con diferencia de los tres finalistas. Otra vez será, seguro que si.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedó un consuelo. Sagarna me votó, y eso es voto de calidad.

      Eliminar
  14. Me encantan tus relatos, si te apetece compartirlos echa una ojeada a
    http://280ypunto.blogspot.com.es/
    Un saludo y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  15. Un relato conmovedor, tan conmovedor como la propia imagen...

    Un saludo, amiga

    ResponderEliminar
  16. Emocionante. Una vez más, para quitarse el sombrero.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!