16 jul. 2020

"Para comerte mejor" en el café del Metro Teatro de Buenos Aires




Esa tentación de googlear tu nombre (o en este caso, el nombre del blog) a veces depara sorpresas. Hoy encontré este vídeo que lleva en Youtube más de un año, y yo sin enterarme. Naph Thalie, con su maravilloso acento argentino, recrea uno de los micros de este blog, Para comerte mejor. Lo mejor es oír las risas del público al terminar la narración, pero es que ella sabe cargar de intención el relato.

13 jul. 2020

Encarnación

Casa en Laza (Orense)

Porque eran valientes y pobres se atrevieron a alquilar la mansión, tanto tiempo abandonada. Ella era alegre como un pájaro; él, habilidoso y reconcentrado. Entre los dos recolocaron tejas, empapelaron paredes, tapizaron los muebles. De noche se amaban con una pasión tierna que pronto me permitió anidar en el vientre de la muchacha y, mientras el fuego de la chimenea convertía el caserón en hogar, la sangre volvió a recorrer mis venas heladas, mi cuerpo se meció dentro del suyo y mis oídos escucharon, amortiguado por el líquido amniótico, el tarareo de una nana. 

Meses después los vi recoger sus cosas. Lloré, acaricié sus rostros con mis manos pequeñas, vacié a escondidas las maletas que acababan de llenar. Fue inútil. Se fueron −como todos mis padres anteriores− dejando la cuna olvidada y reprochándose uno a otro haber desatendido los rumores sobre este lugar maldito donde las niñas siempre nacen muertas.

Este relato es el que apareció publicado en el libro recopilatorio de ENTC titulado EN7Colores donde me colé gracias a haber alcanzado la final del Monstruoscopio, concurso anual comvocado por Mel Nebrea.

6 jul. 2020

Expansión



Durante el tiempo en que estuvo encerrada descubrió que en su casa cabían un restaurante, una sala de baile, una biblioteca, un cine, una peluquería, un gimnasio... Hace más de un mes que levantaron el confinamiento, pero ella, perdida entre tantas dependencias, todavía no ha encontrado la salida.

10 abr. 2020

De recogida



Jesús de la Sentencia, fotografía de José Luis Flores

A José Luis Flores, macareno, que me prestó la foto.

Las palabras tienen mal fario y esa ni se nombra. Esperanza se revienta a limpiar el piso con lejía y ha hecho torrijas para todo el vecindario, pero aún así no duerme. De madrugada, asomada al balcón, aguarda a que regrese de la guardia de urgencias. Hasta que la ve venir la impaciencia le redobla en el pecho como si desfilase por él la banda de cornetas y tambores que acompaña a la cruz de guía. Despacito, por la calle Parras, con los zapatos planos, el pelo recogido en una coleta y la sonrisa entreverada de lágrimas, su niña se le mece al compás de Campanilleros. Al llegar no hay besos ni abrazos. 

—Dos metros de distancia, mamá—le dice inflexible antes de acostarse. — Y no tengas tanto miedo, si "eso" es como una gripe. 

¡Como una gripe! ¡O no! Cuando ya se ha dormido, Esperanza baja sigilosa al zaguán y amenaza al Sentencia*: 

—¡Como me hagas cantar una saeta, te arranco del azulejo! 



*Jesús de la Sentencia, conocido popularmente como "el Sentencia", es el Cristo titular de la conocida hermandad de la Macarena que procesiona por Sevilla la madrugada del Viernes Santo.


7 abr. 2020

No olvides la serpiente



Quarks Ediciones Digitales ha tenido la gentileza de publicar una miniantología de dieciséis microrrelatos que recopilé bajo el título de No olvides la serpiente. Se puede descargar gratuitamente desde el blog de la editorial. A los interesados en el microrrelato les recomiende que den un buen paseo por la página, visiten el catálogo y se lo descarguen enterito, la nómina de autores es excelente.


13 mar. 2020

Pérdidas





A veces a los escritores de microrrelatos nos pasan cosas bonitas. En el encuentro anual de ENTC se proyectó un corto que ha hecho el grupo de teatro de la ANATE a partir de mi microrrelato Pérdidas. Como esto de los blogs quedó desfasado, aunque yo me empeñe en no abandonarlo del todo, y ya no se encuentran lectores ni comentarios ha sido una gran alegría que ellos se hayan acordado de mi texto y hayan hecho esta versión tan bonita que aquí comparto. Muchas gracias a Paloma Casado, enteciana acérrima, y, por supuesto a Juan Morán, JAMS, creador de sinergias.

18 ene. 2020

Antagonista

Ilustración de Trina Shart Hyman para Peter Pan y Wendy
          
          Desde que el cocodrilo se zampó a Garfio, el tedio reina en Nunca Jamás. Los piratas se dedican a la pesca, las sirenas han dejado de engalanarse y los pieles rojas engordan devorando búfalos. Los niños perdidos, para sacudir el aburrimiento, se enfrentan entre ellos con desgana, escondiendo una mano tras un garfio postizo. La situación es tan insostenible que Peter decide tomar cartas en el asunto. Elige para combatir a uno de los chiquillos, alto, espigado, elegante, lo acorrala contra un árbol, levanta la daga y cercena su mano izquierda. El brillo del odio aparece en el rostro del mutilado, el tic-tac del reloj se reactiva en el vientre del viejo cocodrilo, comienzan a oírse tambores de guerra y un excitante temblor recorre el vientre de Campanilla.