3 ene. 2012

Narrativas nº 24


En el número 24 de la revista Narrativas aparece Trío, un relato (no micro) mío, acompañado, entre otros, de textos de Elena Casero, Víctor Lorenzo, Patricia Nasello y Rocío Romero Peinado. Una alegría para comenzar el año.

Si alguien se anima a leerlo, puede comentar lo que desee, que para eso este blog lleva el logo de ABLACC (Asociación de Blogs Literarios que Aceptan Críticas Constructivas).

Feliz 2012 a todos.

13 comentarios:

  1. Uah, cómo lo he disfrutado. Menudo trío final. Qué bien perfilas los personajes, los tres, los cuatro, a Tana también la veo perfectamente. Es una pena que en el "La maté, sí," ya se intuye el final, se ve antes de que vuelvas a hablar de Marta. Creo que no habría hecho falta decirlo. Quizá hablar del acuchillamiento sin decir más, habría conseguido mejor el efecto, ¿no?
    Conste, Elisa, que he tirado de ABLACC, porque tú lo has pedido. Pero he disfrutado como un gorrino con TRIO (y de paso he leído a Elena Casero, que no la conocía). Gracias.

    Un abrazo, o tres.

    ResponderEliminar
  2. Espero que te guste, Ernesto (si es que tu criatura te deja tiempo para la leer, que no debe ser fácil).

    Miguel Ángel, gracias por la crítica constructiva, muchísimas. Lo revisaré. Y me encanta que te hayas divertido con el relato.
    Abrazos a los dos.

    ResponderEliminar
  3. Voy a leerlo. Luego te digo algo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el relato, Elisa. Sobre todo el personaje de Marta. ¡Me parece encantador! Con sus bandazos y contradicciones, con sus modas pasajeras... Es el tipo de personaje del que te enamoras. Y el final también está muy logrado, sobre todo porque hasta el último momento no sabes muy bien a quién de las dos va a matar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Eh, Pablo, ¿cómo que no sabías a quién iba a matar? Pero si tú ya lo habías leído...

    ResponderEliminar
  6. Mi enhorabuena, Elisa. Una revista de prestigio.
    Abrazos fuertes,
    P

    ResponderEliminar
  7. Si? Lo había leído? Pues no me acuerdo, Elisa. Pero, vamos, que soy un desastre, que me fío más de ti que de mi. Ay! como tengo la cabeza! Como a mi madre, que le puedes contar un chiste cinco veces y siempre le hace gracia porque los olvida ;) Sea como sea, disculpe usted mi torpeza.

    ResponderEliminar
  8. Me la descargué ayer, todavía no había leído tu relato. Pero me he ido directamente a leerlo y me alegro.
    No puedo hacer uso del ablacc sencillamente porque no encuentro motivos para ello en tu relato. Es de lectura ágil, engancha y con breves pinceladas, muy certeras, no presentas a los personajes.
    Se lee en un suspiro y una se queda con ganas de seguir disfrutando con más historias así.
    Sí, se intuye quien es la asesinada pero en mi modesta opinión eso no resta a la historia le da como más intensidad al final.
    Me gustan mucho tus micros, pero he disfrutado este cuento.
    Enhorabuena por esa publicación, muy merecida.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Voy para allá. Un beso y feliz 2012.

    ResponderEliminar
  10. Ay, pobre hombre, cómo lo has puesto a sufrir, ¡no hay derecho!

    El texto está muy bueno, es divertido y da gusto leerte en esta nueva distancia. Así, en una primera lectura, como te han señalado, tal vez podría evitarse el "La maté, sí", por algo como: "Tengo que confesar que no me arrepiento de lo que hice".

    Sí, una cosita mínima que vi: "...y me ponían ligeramente melancólico. Finalmente llegó lo inevitable..."

    Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  11. Gracias, Gabriel, por la CC. Eso sí que hay que corregirlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho y como los demás he estado en ascuas hasta el final, pensaba que se quedaría con su perra.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!