7 ene. 2012

Noche de Reyes

El exfutbolista Rafael Gordillo, rey Baltasar de la cabalgata de Sevilla (foto ABC)


No sé por qué papá está tan raro últimamente. A mí me encanta que sea él quien nos lleve al colegio y que ahora vivamos en casa de la abuela: papá y mamá en una habitación, tía Charo y tío Julio en el sofá del salón y los primos, Sari y yo en dos literas que han metido en el cuarto de la yaya, por la noche lo pasamos bomba. Ayer fuimos a ver los Reyes y parecía contento. Nos ayudaba a coger caramelos y los iba guardando en una bolsa. Hasta que la carroza del Mago de la Ilusión se paró frente a nosotros. De esos no cojáis ni uno, dijo papá muy serio. Eran azules, con un triángulo rojo y unas letras blancas que leyó Sari: Bank-ho-gar. De pronto uno le dio en la nariz. Se puso como loco, los recogía del suelo a puñados y los tiraba hacia la carroza, con todas sus fuerzas. Mientras el Mago intentaba proteger sus gafas, los señores que nos rodeaban empezaron a gritarle algo de chorizo que yo no entendí. La cabalgata volvió a ponerse en marcha, a toda velocidad, pero siguieron dando voces. Por fin, llegó Baltasar; como tiraba caramelos a rayas blancas y verdes, nos pusimos a botar y le cantamos el himno del Betis.


Esto es lo que se llama un micro de circunstancias.

9 comentarios:

  1. Divertidísimo pero que deja traslucir una drama terríble que viven miles de familias. Visto a través del prisma del niño nos arranca una sonrisa pero tras ella un regusto amargo nos baja hasta el estómago. Buen micro de Reyes. Un abrazo Elisa, para el nuevo año te deseo lo mejor.

    ResponderEliminar
  2. Muy gracioso el tema, Elisa, aunque la realidad sea bien terrible. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Impecable micro, Elisa. La realidad vista a través de unos ojos infantiles le resta dramatismo al grave asunto de los desahucios.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tremendo tema. La suerte de ser niño es que de todo sacan lo positivo. Y tú lo plasmas de maravilla.
    Un abrazo, Elisa.

    ResponderEliminar
  5. Tan sutil y elegante como siempre, pienso que al menos pudo tirar los caramelos de vuelta, los mismos que te ofrecen todo sonrisas cuando firmas sus hipotecas y ampliaciones de hipotecas y créditos envenenados.

    Feliz año y Reyes con retraso.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  6. Mar, también yo te deseo lo mejor, paciencia con tus chiquillos, tiempo para escribir, más premios...

    Un abrazo también para ti, Malén, y un año lleno de inspiración.

    Gracias, M.J., que el año sea palindrómico y te traiga felicidad del derecho y del revés :-).

    Miguel Ángel, es una suerte esa de ser capaz de disfrutar incluso en la adversidad. Los adultos debemos intentar no perder esa habilidad o, si lo hemos perdido, recuperarla. El optimismo siempre tiene más capacidad de transformar la realidad que su contrario.

    Rosana, tengo por ahí algunos caramelos de la cabalgata con sus papelitos del Santander, Cajasol, Ibercaja... ¡Menudos reyes magos! Feliz año también para ti y síguenos regalando tus estupendos micros.

    ResponderEliminar
  7. No se puede narrar mejor esa terrible realidad que está sucediendo a diario. Esa voz infantil que parece que no pero hace al micro aún más demoledor.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Besos, Elysa, suerte con tu operación y gracias por tus comentarios que siempre animan a escribir.

    ResponderEliminar
  9. Manos mal que al final la mirada de un niño lo dulcifica todo. Muy bueno.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!