2 dic. 2010

Italo Calvino, sobre la brevedad.


Como para el poeta en versos, para el escritor en prosa el logro está en la felicidad de la expresión verbal, que en algunos casos podrá realizarse en fulguraciones repentinas, pero que por lo general quiere decir una paciente búsqueda del mot juste, de la frase en que cada palabra es insustituible, del ensamblaje de sonidos y conceptos más eficaz y denso de significado. Estoy convencido de que escribir en prosa no debería ser diferente de escribir poesía; en ambos casos es búsqueda de una expresión necesaria, única, densa, concisa, memorable.

Es difícil mantener este tipo de tensión en obras muy largas. […] La longitud y la brevedad del texto son, desde luego, criterios externos, pero yo hablo de una densidad particular que, aunque puede alcanzarse también en narraciones largas, encuentra su medida en la página única.


Italo Calvino, Seis propuestas para el próximo milenio, Madrid, Ediciones Siruela, 1998, pp. 60-61

Publico estas líneas del maestro Calvino porque creo que responden a una pregunta que me hizo Julio hace un tiempo, porque le pueden gustar a Gabriel, amigo de citas literarias, y para recomendar, a los que no las conozcan, que anoten las Seis propuestas para el próximo milenio en su agenda de lecturas imprescindibles.

8 comentarios:

  1. Y yo agradezco mucho la cita, Elisa, porque Calvino es uno de mis escritores favoritos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Elisa por reproducir estas palabras de uno de los mayores genios literarios del siglo XX. Imperdibles.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. También yo soy devoto de Calvino.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me gustó lo de 'fulguraciones repentinas': así vivo algunos de mis momentos de escritura, y después sí viene todo lo trabajoso de intentar construir un texto digno.
    Gracias por acercar este texto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Pues claro que me gustan estas líneas, Elisa, tanto que un fragmento de las mismas ya lo había publicado. Pero no el párrafo final: me parece estupendo lo de la densidad de la página única.

    Muchas gracias, habrá que releer a Calvino.

    Mientras tanto, como retribución hay un interesante ensayo breve sobre las propuestas en la página de la escritora Sánchez Escuer. Lo leí hace algún tiempo y me pareció interesante.


    Un abrazo funambulesco.

    ResponderEliminar
  6. Me adhiero a la nómina de los admiradores de Calvino.
    Abrazos fuertes, Elisa, y gracias por rescatar esta cita.
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  7. Gracias por la recomendación Elisa, me lo apunto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Gracias Elisa por no olvidar mi pregunta y además contestarla con semejante texto de Calvino. Si, me parece que es muy difícil pero no imposible el mantener la precisión de la prosa en un texto largo. Recuerdo haber leído “El jorobado de nuestra señora” de V.H. extasiado por la interminable belleza del texto.
    Un punto interesante es el de la densidad, se me hace que las narraciones pueden pertenecer a cualquiera de los tres estados de la materia, gaseoso, líquido o sólido. Su fluidez y profundidad son los determinantes de estos estados. Pero siempre la narración tiene un peso específico, (la densidad dividido la extensión). El equilibrio de este punto se me hace que es vital. Abrazo

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!