26 dic. 2010

Dos árboles tristes

Christmas Tree, de Justinaerni en Deviantart


Desinsectación

Ya no son mariposas lo que siento en el estómago cuando me acaricia. Esta Navidad adornaré el árbol con bolitas de alcanfor.

Espíritu navideño

Evita las calles comerciales en cuanto empiezan a alumbrarse con luces de colores, apaga la radio que tanta compañía le hace y arranca de un tirón las hojas del calendario. Es inútil, el árbol le crece por dentro. No lo engalanan ni cintas ni bolas, sino esos huecos viscosos que deja la ausencia.

Estos son los dos micros que aparecen publicados en la antología de la entrada anterior. Primero pasaron por la Marina de Ficticia, después por la Inter, y ahora están aquí, con su malaje a cuestas, pobrecillos.
17/2/2011 Malajes y todo, el segundo ha ganado la regata de diciembre en La Marina, y el primero ha obtenido tercer lugar compartido con otros cinco micros. ¡A ver si se les alegra la cara a los árboles!

13 comentarios:

  1. Me gusta especialmente el segundo. Me gusta ese huir de la Navidad, de las luces, de las compras, y sentir "un arbol creciendo por dentro", imponiéndose. Es una buena imagen que resume mucha de las sensaciones que pueden acompañarnos estos días.
    Un abrazo de mazapán (que hay que acabarlo)

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo, me gusta más el segundo, este año la Navidad me ha asaltado llena de melancolía.
    Bienvenida al blog, Luisa, espero que vuelvas.

    ResponderEliminar
  3. Qué extraordinario el segundo!!! Elisa, tengo en mi blog una página titulada 'los micros de mis amigos' Me guaría incluirlo. Date una vuelta, si no te agrada lo quito inmediatamente.

    Felicitaciones por la publicación
    Felices Fiestas
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Patricia, doble alegría, que te guste el micro y que me consideres tu amiga. ¡Cómo te voy a decir que lo quites!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me parecen muy buenos los dos, pero el segundo es más desolador, transmite esa tristeza.

    Me parecen excelentes micros Elisa.

    Que la melancolía ya que viene sea dulce y te inspire tan bien como hasta ahora.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me gustaron, y mucho, los dos.

    Besos exentos de Navidad.

    ResponderEliminar
  7. Elisa, los dos micros son muy buenos; el segundo, impecable: esa imagen literaria del árbol interior adornado por los huecos de las ausencias es un verdadero hallazgo.

    En la Marina no les fue nada mal, ya integran una antología, y ahora están en casa, como debe ser :)

    Estas fechas a veces nos vuelven melancólicos, espero que la tuya sea de ésas dulzonas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Elisa, es cierto que el primero atrae más la atención, pero la contundencia del primero da en el blanco. Me gustan ambos. Y, también, felicidades.

    ResponderEliminar
  9. Rosana, Lola, Gabriel, José Manuel, creo que la melancolía navideña la traen los años, desde que mis hijos son grandes estas fiestas han perdido gran parte de su sentido.

    Feliz año a todos.

    ResponderEliminar
  10. Buenos micros, y tristes realmente, pero, bueno, están a tono con lo que se llama 'síndrome de navidad hostil' que es más común de lo que se piensa.
    Un abrazo, Elisa.

    ResponderEliminar
  11. Encantador el segundo relato, con esos huecos tan tristes y viscosos que deja la ausencia. Sineto una pena muy grande al ver que ese árbol no se llena de luz y alegría...
    Y el priemro también es muy bueno, maravillosa venganza...

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Mónica, Puri.
    El árbol mezcla alegría y tristeza, luego a la hora de contar es cuando se separan las cosas que en la vida van juntas.
    Un beso para cada una.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!