28 nov. 2010

Rueda en 140

Engranaje

Era un engranaje mal avenido, las ruedas acabaron a mordiscos.



Reloj

Mis dientes desgastados tienen el poder de dilatar el tiempo, pensaba orgullosa la rueda que el relojero estaba a punto de sustituir.




Rueda de molino


¡Milagro!, gritó unánime la comunidad cuando sor Mª Inés del Sagrario se elevó 15 cm. del suelo tras haber comulgado con ruedas de molino.




Aunque sólo el  tercero fue elegido por Montero Glz como finalista en el Cuenta 140 de la semana pasada, esta vez publico los tres que presenté porque me gustan. Y porque me dan la oportunidad de ilustrarlas con unas fotillos que esta vez, para variar, son mías.

16 comentarios:

  1. A mi me gustó mucho más el segundo. El tercero está muy bien pero el refrán se utilizó varias veces en el concurso.
    A ver si hay suerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Los tres están muy bien, pero el seleccionado tal vez tenga su puntito extra. Felicitaciones por el que pasó y por los otros también, no sea cosa que se pongan celosos.

    Lindas fotos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Pues me parecen excelentes Elisa, qué bien se os da, leches con lo difícil que es!!!.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Fantásticos los tres. Suerte con el seleccionado.

    Puñado de besos.

    ResponderEliminar
  5. Torcuato, el segundo es más sutil, pero a Montero le va la guerra. Cuando ya los había mandado repasé los anteriores y vi que había varios con las ruedas de molino, uno de ellos de Lola, pero eran bastante distintos. Suerte también para ti, por que eres tú el Torcuato finalista, ¿no?

    Gracias Gabriel, de mi parte y de los otros dos ;).

    Rosana, con las tres joyas que tú publicaste no digas que no se te da bien, aunque para maestra, Lola, que cada semana le seleccionan dos o tres.

    Gracias Lola, y suerte también para ti, esta vez tiene que caer, que siempre estás rozando el premio. Y además, yo ya tengo el libro, de chiripa, pero lo tengo. :)

    Besos para todos, a puñados también, como la Lola.

    ResponderEliminar
  6. Mucho ingenio en estos brevísimos, Elisa. Me tomó su tiempo entender el micro seleccionado, será porque no conozco el refrán que usas como hipertexto, aunque creo adivinarlo; es gracioso.
    El del reloj me gustó mucho.
    Una felicitación extra por las fotografías tan ilustrativas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Mónica: Comulgar con ruedas de molino es creer algo que difícilmente podría ser posible. Pues eso.

    Gracias por tus palabras. Me gusta que prefieras el del reloj, yo creo que es menos efectista, pero mejor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Elisa, me quedo con El reloj. Lo enigmático que es el tiempo siempre me gana.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Pues a mí el que más me gusta es el primero!
    En cualquier caso, enhorabuena!

    ResponderEliminar
  10. Gracias, guapísima, en nombre del primero, que estaba tan triste sin nadie que lo quisiera.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Me gustan los tres, especialmente el último, tiene un punto canalla extraordinario.

    ResponderEliminar
  12. Oye, Agus, no vayas a pensar mal, que yo soy muy modosa, lo que pasa es que me vendo por una mísera coronita de laurel, y el Montero, como no le toques el punto canalla, ni te mira ;).

    Gracias por venir, un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. José Manuel, gracias, el tiempo se convierte en el gran tema a partir de cierta edad, menos mal que tú y yo todavía no hemos llegado a ese punto :). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué buenos! Pero al del reloj le pongo el primero.

    Enhorabuena.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  15. Gracias, Daniel, viniendo de ti, que eres un juez duro, saben muy bien los elogios.

    Y también muchas gracias a ti, Juan de los trenes, y bienvenido.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!