25 feb. 2011

Presagios

Abrazo, de Monserrat Gudiol
Ella, la que en sueños se desvanece cada vez que intenta alcanzarla, se dirige ahora hacia él y cae rendida entre sus brazos. Goza, incrédulo, su fortuna hasta que palpa el mango del puñal y ese reguero viscoso que, resbalando por la espalda de la muchacha, vuelve a arrebatársela.

Este es el segundo micro que participó en el Certamen de microjustas literarias. Aunque es el que menos me gusta, fue el único que verdaderamente ganó la lid, pues sí que encontró contrincante y gracias a él pasé a la siguiente ronda. En esta ocasión el tema propuesto era "Arma blanca".

10 comentarios:

  1. estoy muy impresionada, te leo hace tiempo, pero desde hace un mes logras dejarme una expresión entre el asombro y la sonrisa perversa muy escasa en mi. enhorabuena y gracias.

    ResponderEliminar
  2. Leo que en este sitio has puesto 'Gracias por comentar'
    Gracias a vos, Elisa, por escribir.

    Cariñosa y admiradamente
    Patricia

    ResponderEliminar
  3. La delgada y fina línea entre el amor y el odio se muestra en este texto, y va un paso más allá, conlleva la muerte, tal vez no sea odio, tan solo sean celos. Quién sabe. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. La brevedad en el amor llevada al extremo. Muy bueno.

    Besos dobles.

    ResponderEliminar
  5. Tan breve y tan profundo... Mavilloso ese don de transmitir tanto con tan poco.

    Saludos

    pd: Un blog de lujo.

    ResponderEliminar
  6. Estaba segura de haber dejado comentario el otro día. Pero parece que no fue así.
    Dramático y muy bien escrito, Elisa, aunque sea el que menos te guste, te dio la satisfacción. Felicitaciones. Intenté encontrarte en las Microjustas, pero es un poco complicado para mí.
    Vuelvo a felicitarte por los galardones de la Marina.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Buf, que terrible relato, cuando por fin está en sus brazos se muere la pobre... Yo no quiero pensar que ha sido él quien la ha matado, seguro que ella va a sus brazos herida por un tercero. EL micro es muy bueno Elisa.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por comentar, Carlota, bienvenida. Visité tu página, de diseño sorprendente, tengo que volver a recorrerla con más detenimiento.

    Patricia, eres una comentarista infatigable y atenta y para mí un honor tenerte como lectora y compañera en tantos sitios como vamos coincidiendo.

    Maite, no se me había ocurrido que quedaran tantas puertas abiertas a la interpretación. Me alegra que sea así.

    Lola, encantada de que pases por aquí, siempre es un gusto encontrate.

    Verdial, bienvenida, veo que eres paisana, pasaré por tu blog.

    Mónica, por algún motivo nos inspiró el tema del matrimonio, je, je.

    Pues tú has coincidido con mi visión, así es como yo lo había pensado, pero cada cual es libre de interpretarlo como quiera, faltaría más.

    Besos festivos, he tardado en responder porque he aprovechado el puente del día de Andalucía para hacer una escapadita por la sierra.

    ResponderEliminar
  9. Que a un autor, en tu caso autora, no le guste o no esté satisfecho del todo con lo que crea es normal pero te digo que este texto es una pequeña joya.
    Besos, Elisa.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Torcuato, hoy estás generoso con las alabanzas. Y a mí me encanta, claro. Un beso.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!