26 abr. 2010

451º F



Dedicado a Esperanza García Guerrero, poeta e infatigable 
presidenta de la Asociación Personas Libro de Sevilla.

El dragón fue destinado a la brigada quemalibros. Cuando comprendió que así firmaba su sentencia de muerte, en vez de fuego escupió agua.

16 comentarios:

  1. Elisa, no podía esperarse menos de un dragón inteligente. ¿Cómo olvidar el Fahrenheit 451 de Ray Bradbury?

    ResponderEliminar
  2. Muy inteligente este dragón!
    Un buen homenaje para el día del libro... aunque sea con un poco de retraso :)

    ResponderEliminar
  3. La muerte de la imaginación...
    Excelente, Elisa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. José Mamuel, la asociación personas libro desarrolla un proyecto que se llama Farenheit 451, en homenaje a la novela de Bradbury. Memorizamos textos (poemas, fragmentos de narraciones, de ensayos) y los narramos a quien quiera escucharlos en bibliotecas, calles, escuelas, cárceles, residencias... Es una bonita experiencia.

    Virginia, sí que lo escribí pensando en el día del libro, pero aquí en Sevilla pasó ese día un poco desapercibido, por la feria, y muchas instituciones lo celebran hoy, día 27.

    Daniel, Gabriel, gracias, vuestro aliento es siempre bien recibido.

    ResponderEliminar
  5. El título es perfecto. Y el cuento sigue con esa visión.

    ResponderEliminar
  6. Magnífico, Elisa. Tan triste y esperanzador como la película. Por cierto, nunca he sabido a cuánto arde el papel en nuestros ºC. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Tierno dragón para un sólido texto. Me encantó.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por la dedicación de este microrrelato, te felcito por como consigues decir tanto con tan pocas palabras, y en cuanto al Dragón...no podía ser más inteligente

    ResponderEliminar
  9. Esteban, Miriam, Matías, me alegro que os guste.

    Matías, ¿tú crees que nuestros niños de 2º B serán capaces de convertir grados Farenheit en Celsius? Tal vez sean capaces de aclararnos esa duda.

    Espe, tú te mereces mucho más, por representarnos, unirnos y empujarnos, y por trabajar como lo haces, pero por lo menos el tema nos viene que ni pintado.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, Rufino, me di una vuelta por tu blog y me gustó mucho lo que leí.

    ResponderEliminar
  11. Esto es lo primero que leo de ti, así que empezamos bien ¡pero muy bien!

    ResponderEliminar
  12. Pues espero que vuelvas, gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!