5 abr. 2010

Barreras infranqueables


Cuando se disponía a retozar, como cada noche, entre las lechosas piernas de Lady Virginia, un cortante bofetón restalló en la mejilla del fiel James. Comprendió que su señora acababa de morir al tiempo que ella descubría la causa de los placenteros sueños que habían sazonado los últimos años de su vida. Por desgracia, volvían a estar de nuevo del mismo lado.

27 comentarios:

  1. Elisa como lo dije en su momento este texto es maravilloso: posee imaginación, picardía, una prosa ajustada pero no avara y un final que dice mucho. En fin, que ya sabes que me ha gustado :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy de acuerdo con Gabriel.
    Por cierto, esta noche publicaré la entrevista, ayer no me dio tiempo.

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Suscribo lo anterior, me parece incríble como microrrelato. Qué talento.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta esta pequeña historia. Voy a echar un vistazo por tu blog. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Vengo desde el blog de Daniel y la verda es que me ha gustado lo que he visto. Seguiré echando un vistazo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Fantástico micro. Gracias a Daniel por descubrirme tu talento gracias a la entrevista publicada. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias mil a Daniel por la invitación a participar en su blog, a Gabriel por ser el mejor de mis lectores, a Isabel por sus comentarios siempre amables, a Microrrelatos, Miguel y Miriam por su visita, ojalá se repita, y sus palabras.

    Gabriel, hoy me ha llegado el libro de Cuentos alígeros. Lo poco que he leído hasta ahora, incluidos los tres ganadores, me está gustando mucho.

    ResponderEliminar
  8. Sexyyyyyy,vitamínico libidiano fino.Gracias por éste obsequio de lectura.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a ti, Carlos, me alegra que te haya gustado.

    ResponderEliminar
  10. Jaja, muy bueno, Elisa. Ese ni contigo ni sin ti... Me ha gustado mucho :)

    ResponderEliminar
  11. Pues sí, pobrecilla, lo malo que es dividir a la gente en categorías.

    ResponderEliminar
  12. Esperemos que el fiel James se busque en adelante mejor la vida, o la muerte, lo que deba ser.

    Añado un efecto curioso: primero la ambientación y el tono me distanciaron, como con pereza de ir a un mundo, ¿de Wilde, de Wilde reconvertido en una novela erótica popular? Luego, como lector recibo también un bofetón, pero que en mi caso acaba con la risa.

    ResponderEliminar
  13. Gonzalo, al final no sé si te ha gustado o no, pero que cinco líneas te hayan hecho recorrer ese camino, para mí es el mayor piropo.

    ResponderEliminar
  14. Si cinco líneas me hacen recorrer ese camino, no me pregunto si me gusta o no, así que no te puedo resolver la duda. :-) Sí te puedo decir que siempre me alegra que un cuento me invite a pasar por una puerta y me haga salir por la otra con el monigote de "inocente" y ganas de volver a empezar para mirar los detalles de la finta.

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno. Fantasma salido y golosón. Aunque creo que ella después de la bofetada... le hará el amor espectralmente.

    ResponderEliminar
  16. Buenísimo, no lo había leído hasta hoy. Bravo Elisa.

    ResponderEliminar
  17. Manuel, Vittt, Gotzon, gracias por los comentarios. Y gracias a Anónima por darle vidilla a este texto a través de su convocatoria.

    ResponderEliminar
  18. Buenísimo. Siento no haberlo leído hasta hoy, gracias a las reuniones de Anonima Mente.

    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  19. Genial, Elisa, me ha gustado muchísimo!

    ResponderEliminar
  20. Qué envidia de síntesis. Muy bueno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Qué decir que no se haya dicho ya. Realmente bueno, creo que tiene todos los elementos para que un microrrelato funcione. Bien escrito, sorpresivo, con una historia bien hilada...
    Felicidades Elisa.

    ResponderEliminar
  22. Elisa, excelente construcción e historia. Sabemos de tu calidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Me encantó tu cuento. Pensaba en que la sra. tal vez ahora sea mas flexible, después de todo no se si donde están se conserven las jerarquías. O ella descubra que también puede hacer visitas furtivas mezclándose en los sueños de alguien. Si por mi fuera te daría el diploma que gané en Anónima Mente, tu cuento me pareció el mejor, te felicito.
    Julio Mandelbaum, no tengo blog.
    julicemanyahoo.com.ar

    ResponderEliminar
  24. Belén, Javi, Maite, José Manuel, muchísimas gracias, la tardanza en mi respuesta se debe a que he estado fuera de mi casa, de viaje, y he tenido pocos momentos para conectarme a Internet.

    Julio, fuiste un claro triunfador, te felicito aquí, ya que no tienes blog en el que pueda visitarte, me alegra mucho que te gustara mi relato.

    Y no puedo dejar de agradecer a Anónima la organización de sus encuentros, que ha permitido que tantos lectores lleguen a mi cuento. ¿Qué mejor cosa puedo pedir?

    ResponderEliminar
  25. Elisa, gracias pero el diploma está a tu disposición. Ahora gracias al estímulo de Anonimamente tengo un Blog www.azullavable.blogspot.com

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!