22 jul. 2014

Encadenado

Procedencia de la imagen


Ante la sorpresa de los invitados, que creen recordar haber leído sus necrológicas en los periódicos, incluso haber asistido a su capilla ardiente, el laureado escritor entra en la sala con la mirada perdida. Sin hacer la correspondiente reverencia a los anfitriones, se lanza sobre el crítico literario que lo acusó de plagio, casca su cabeza apretándola entre las manos y devora la nuez de su cerebro. El cuerpo del crítico se alza al instante, se dirige hacia el director de "La gaceta literaria", arranca la mano que firmó su despido y la mastica con deleite. El periodista, por su parte, arrebata los genitales de un bocado al cineasta que le quitó la novia y este, a su vez, da sendos mordiscos en los pechos traidores de la chica, que lo abandonó por el gallardo príncipe que preside la recepción. El príncipe al ministro, el ministro a la duquesa, la duquesa a la plebeya que casó con el príncipe, la plebeya al jefe de protocolo...

Las bandejas del cáterin llegan al tiempo que los muertos vivientes abandonan la estancias a empellones, en busca de nuevas víctimas. Sentados entre charcos de sangre, con la puerta trancada por el rico mobiliario, los diez camareros—dos biólogas en paro, tres estudiantes de arquitectura, una aspirante a actriz y cuatro becarios— degustan canapés de caviar, croquetitas de gambas, mini hojaldres de hongos y delicias de jamón antes de que el Apocalipsis se consume.

En la Marina de julio, Marco Aurelio Chávez Maya nos propuso escribir sobre zombis.

8 comentarios:

  1. ¡Qué espectáculo, Elisa! Tan dantesco como gracioso. La comilona de los camareros al final está "de muerte". Un lujo del fin del mundo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Elisa, muy divertido tu microrrelato de zombies, donde además cascas una buena critica social a todo lo que se menea.

    Muy bueno.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Gran banquete como para acompañarlo de un Bloody Mary, o un tequila con sangrita.
    Como que siempre es divertido el estallar de la dinámica de los dramas contenidos y lo presentaste tan festivamente que no queda más que disfrutarlo.

    ResponderEliminar
  4. Qué chulo, Elisa, la primera imagen zombie con el cascar la cabeza y comerse la nuez es estupenda.
    Y la escena final... muy bueno.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Estoy con Nicolás, zombies y crítica social, carcajados y sangre, todo en uno.
    Muy completito el micro.
    Un micro que me gustó mucho en un registro que no frecuentas demasiado, eso creo

    ResponderEliminar
  6. Jejeje, tétrico a la vez que gracioso y original, y no exento de su parte de realidad. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Me alegra que os haya divertido. Hay más sobre zombis, para eso fue tema del mes, pero la verdad es que este es el que más me gusta. Gracias a todos por leer y comentar: Sara, Anita, Nico, Carlos, Luisa y Alex.

    ResponderEliminar
  8. el hambre es testaruda.
    muy vívido, pat.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!