2 ene. 2014

Divorcio

Estaban tan unidos que parecían confundirse en un solo ser, pero la diferencia de orígenes, gustos y aficiones acabó imponiéndose: por un lado escaparon el lomo, el vientre, las cuatro patas sobre pezuñas indómitas; por el otro, el torso varonil, con su casco de bronce y su barba recortada.



Centauro de Los Rollos

6 comentarios:

  1. Je je, hay relaciones que parecen condenadas ya desde el principio, je je.

    Un beso Justero Elisa.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, Elisa.
    Besosss navideños ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te suena de algo ;-)? Besos postnavideños (qué dura es la vuelta al cole).

      Eliminar
  3. Bien Elisa, me gusta, te debía visitas y enhorabuena por tu premio en ENTC. Saludos.
    Y espero no recordar tu relato Divorcio cuando sienta molestias en mi tripa, quién sabe en qué podría dividirme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y la enhorabuena. Ten cuidado, no vayas a demediarte, como el conde. Un abrazo.

      Eliminar

¡Gracias por comentar!