24 ago. 2013

Partida



Al alejarnos la contemplamos con nostalgia, tan hermosa, redonda y azul. De improviso vemos aparecer la punta de un taco descomunal que avanza y retrocede para afinar la puntería antes de lanzarla certera contra Marte, la bola roja.

4 comentarios:

  1. Carambola espacial.
    Justo lo que nos faltaba.
    Una sacudida que nos deje más confusos en el Disneylandia de los Dioses.

    ResponderEliminar
  2. Dios no juega a los dados, acaso juegue billar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pero Dios juega? Creía que se ocupaba de cosas más serias. Buena partida, Elysa, el tiro nos va a dejar bastante descolocados, si no acierta, y totalmente nockeados si acierta. Besos

      Eliminar
  3. ¡qué bueno, Elisa! Me gusta la imagen que me ha asaltado, con esa partida de billar sideral.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!