7 ene. 2013

Samaritana



Heidi ya lee sin silabear y sus modales son los de una señorita. Fraulein Rottenmeier sabe bien lo que la buena sociedad ofrece a una muchacha refinada y sin dote. 

—¡Adelaida, ponte derecha! —grita con su voz más avinagrada. 

La pequeña aún puede rechazar los cantos de sirena a los que ella no supo resistirse.

Versión extendida (siete palabras más) del micro con el que caí frente a Ana P. en la primera ronda de las VIII microjustas, el concurso más divertido de micros que conozco. El tema era "Enemigos" y el subtema, "Rottenmeier". Mi contrincante escribió un perturbador micro sobre Heidi.

2 comentarios:

  1. Pues he de leer el de tu contrincante, Elisa, porque ya puede ser bueno para haber derrotado a este.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro, es un placer recibir tus comentarios y más si siempre transmiten energía para seguir.
      Otro abrazo.

      Eliminar

¡Gracias por comentar!