15 mar. 2012

Despertar

Esteban Tranche, No sé cómo decirte: lo


Tengo que decirte algo… lo apunté en una agenda que estoy harta de buscar. Será mejor que me largue. Total, tú no tienes interés en escucharme, y yo ni siquiera recuerdo quién coño eres.


18 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Qué exagerá eres, chiquilla, pero gracias de todas formas.

      Eliminar
  2. Es que cuando se empieza a apuntar en una agenda lo que le tienes que decir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, mal pintan las cosas (bueno,depende de los años, claro, a ciertas edades ya no hay más remedio).

      Eliminar
  3. Uff..., está sí que es una situación extrema.
    Un abrazo fuerte, Elisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser extrema, pero también cotidiana. Un abrazo, Mónica, lo haré también por correo, pero te felicito por tu nuevo "estado" disfrútalo con felicidad.

      Eliminar
  4. Nunca es tarde para "despertar"...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú siempre positiva, Rosa, nunca es tarde, por supuesto.

      Eliminar
  5. Con ese silencio, ese irse, ya dijo mucho.
    Temo que tal vez el otro ni se percató. Total, qué más da. Ahora ella ya no se acuerda. Mejor así. Sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, sí que dijo, el silencio también habla, y las ausencias. Un saludo, Xesc.

      Eliminar
  6. Tengo que decirte algo...quizás haya otros microrrelatos de tu serie "Tengo que decirte..." que me gusten más, pero en este debo alabar el título, una pieza más, indivisible, del propio micro.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Alex, yo también prefiero los otros, tienes razón.

      Eliminar
  7. GRANDE. Buen dibujo de las trampas de la memoria, y no me acuerdo que más iba a decir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo hubieras apuntado en la agenda... Besos, Carlos, y gracias.

      Eliminar
  8. Espero que despertemos todos pronto y nos larguemos, no sólo de al lado del que no nos ama, sino también del que nos oprime...¿y por qué habré dicho yo esto? en fin...besos!

    ResponderEliminar
  9. Esas cosas ocurren más de lo que se piensa...menos mal que no siempre se dicen.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. realmente tenía una frase preciosa para decirte sobre tu micro tan revelador pero... ya no me acuerdo.

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. La agenda, esa memoria auxiliar imprescindible. Parece una mañana de resaca al despertar con un desconocido, o de un conocido que de pronto se ha convertido en un extraño. Un beso, muy revelador.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!