5 mar. 2012

Amor compartido

Pedro Fernández Cuesta, El amor y la muerte IV

Tengo que decirte que renuncié a disputarles tus orejas delicadas, tus ojos de paloma, tus pechos firmes y generosos, el culo abundante pero prieto. Yo estaba loco por tus huesos. No me decepcionaron ni el tuétano sabroso ni el caldo espeso y lleno de sustancia. Además soy el único que, una vez pulidos y mondos, conserva de ti algo más que el recuerdo.



Tercer lugar en la Marina de Ficticia, enero 2012. En esta ocasión la jurado fue la dramaturga y narradora argentina Patricia Suárez.

10 comentarios:

  1. Tremendo Elisa, me ha encantado. Eres la reina de Ficticia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena, Ficticia sabe a quién elige. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Mmm, me ha encantado hasta el tuétano, si señora, un relato de hambre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Clara mirada hacia la auto estima de un caníbal.

    ResponderEliminar
  5. Eso es estar por tus huesos, y lo demás, tonterias.
    Un abrazo, Elisa.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena otra vez, Elisa. Me encantó, totalmente canibal este micro.

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Desde un punto de vista sádico, se diría que es la sublimación del amor :-)

    Un beso, Elisa.

    ResponderEliminar
  8. Demasiado amor puede matar...literalmente hablando.

    Muy bueno

    ResponderEliminar
  9. No me extraña tus logros en Ficticia. Son todos los micros muy buenos. Este, además de caníbal es fetichista. Lo tiene todo :-)
    Besos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!