1 ago. 2016

De arena




Ni tocar la guitarra, ni vivir de la investigación, ni evitar que Gloria me dejara. Solo Jorge, un fin de semana sí y otro no. Lo pasamos en la playa, construyendo castillos que arrasa la marea. Ya le he enseñado, casi sin esfuerzo, que lo importante es disfrutar intentándolo.

3 comentarios:

  1. Lo que construyo, la vida se lo lleva. A veces cuando aún está en los cimientos. A veces a la propia vida.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, sabia decisión, que el niño sepa desde ya que lo importante es disfrutar el momento en que construyes, lo demás no lo puedes controlar.

    Precioso Elisa. Saludos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!