20 dic. 2015

Robinson




El currículum, la escritura de la hipoteca, el requerimiento de divorcio, las cartas de apremio caen desde el portafolios abierto para hundirse entre las hojas secas. Brújula en ristre —tirachinas, navajita y cantimplora en la mochila— busca la encina grande donde un verano su padre le construyó la cabaña.

1 comentario:

  1. Si tuviéramos más presente esa cabaña, muchos no llegaríamos a esas situaciones. Muy bien llevado, como siempre el texto; inteligente pero comprensible.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!