10 abr. 2020

De recogida



Jesús de la Sentencia, fotografía de José Luis Flores

A José Luis Flores, macareno, que me prestó la foto.

Las palabras tienen mal fario y esa ni se nombra. Esperanza se revienta a limpiar el piso con lejía y ha hecho torrijas para todo el vecindario, pero aún así no duerme. De madrugada, asomada al balcón, aguarda a que regrese de la guardia de urgencias. Hasta que la ve venir la impaciencia le redobla en el pecho como si desfilase por él la banda de cornetas y tambores que acompaña a la cruz de guía. Despacito, por la calle Parras, con los zapatos planos, el pelo recogido en una coleta y la sonrisa entreverada de lágrimas, su niña se le mece al compás de Campanilleros. Al llegar no hay besos ni abrazos. 

—Dos metros de distancia, mamá—le dice inflexible antes de acostarse. — Y no tengas tanto miedo, si "eso" es como una gripe. 

¡Como una gripe! ¡O no! Cuando ya se ha dormido, Esperanza baja sigilosa al zaguán y amenaza al Sentencia*: 

—¡Como me hagas cantar una saeta, te arranco del azulejo! 



*Jesús de la Sentencia, conocido popularmente como "el Sentencia", es el Cristo titular de la conocida hermandad de la Macarena que procesiona por Sevilla la madrugada del Viernes Santo.


5 comentarios:

  1. Este me ha hecho saltar las lágrimas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desconocido, siempre creo que eres Elisa PC, pero no estoy segura.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado porque tengo la impresión de que es un texto un poco local, que solo captan en su totalidad los sevillanos (y quizás no todos ;) ).

      Eliminar
    2. En Zamora son agotadoramente semanasanteros, igual por eso lo capto mejor, aunque aquí las saetas las ven como una falta de respeto.

      Eliminar

¡Gracias por comentar!