13 abr. 2014

Oficio

Escritor ante su musa en blanco, de José Luis Sandín

Escribió lo mejor de su obra mojando en su frente el plumín de acero: el terror de verse abandonado por las musas le hacía sudar tinta.

4 comentarios:

  1. Las musas ay las musas!, siempre tan caprichosas, tan esquivas, le dejan a una con tinta en la frente y sin historias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles, leí tu último relato en el blog. Me alegra de que hayas vuelto y de que te pases por aquí. Un beso.

      Eliminar
  2. Tenía, además, que escribir deprisa, no se le entintara la vista.

    Abrazos Elisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, chorreones de tinta sobre los ojos, eso debe de provocar alergia. :-)
      Abrazos, osito, te echamos de menos el pasado sábado y hablamos mucho de ti.

      Eliminar

¡Gracias por comentar!