12 nov. 2012

Ejemplares

René Magritte, The lovers I


Siempre que se separan se despiden con un beso en los labios. Siempre se llaman "amor" o "cariño". Cenan en el mismo restaurante todos sus aniversarios. Siempre hacen el amor los sábados por la mañana. Ella siempre piensa en su primer novio; él, en la secretaria de su jefe.

9 comentarios:

  1. No hay nada como asentar bien los hábitos, y en caso de tener remordimientos (por la pecaminosa vida o muerte), ir el domingo a misa para contar con la bendición de Dios y poder seguir crucificado en vida.

    Una perta.

    ResponderEliminar
  2. Y estarán juntos toda la vida, no hay más que verlo.
    Buena foto, por cierto

    ResponderEliminar
  3. Está claro que la rutina mata. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Son un verdadero ejemplo de "matrimonio para toda la vida".
    Muy buen micro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Quizás hasta sean felices... Me gustó mucho
    saludillos

    ResponderEliminar
  6. Esto no es una pareja, diría Magritte... Saludos van, Elise!

    ResponderEliminar
  7. No hoy nada más triste que alimentar el desamor.

    Excelente, Elisa.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  8. Ay! qué ver....adonde se llega con el pensamiento y cómo puede engañarse con las apariencias.

    Buen micro Patinavesca!!

    Me gustó tu forma de contarlo.

    ResponderEliminar
  9. Habrá quien pensará "bueno, si todo lo hago con ella/él, por qué el amor también", que digo yo que habrá. Yo no. Muy bueno y ejemplar.

    Un abrazo, Elisa.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!