23 nov 2017

Impotencia

Ilustración de Enma Florence Harrison


Miran el mundo con desolación. Su poder podría arreglarlo si los humanos se pusieran de acuerdo. Si pidieran unánimes la paz, la desaparición de la isla de plástico o el fin de la pobreza. Pero no. Los deseos de unos y otros se oponen con tal fuerza que las hadas no saben discernir quiénes merecen conseguirlos. Por eso agitan confusas sus varitas mágicas. Y por  no hacer más daño, solo las emplean para milagros pequeños, casi imperceptibles: que la muchacha que va a examinarse no pierda el autobús, que la señora de los pies hinchados pueda comprar sardinas a buen precio, que al chico que derrama una lágrima mientras se viste a escondidas con ropa de mujer no se le corra el rímel.

1 nov 2017

Aventura secreta

Foto tomada de la web del alojamiento rural Sendero del agua
A María Arima, mi molinera preferida


En oyendo lamentos de mujer, arrojose el caballero por el sendero que lleva al molino con tal ímpetu que, aterrorizado, el monstruo que la sometía huyó en cueros vivos.

−¿Qué has hecho, bellaco?−bramó, alzándose, la molinera−. He quedado hecha fuego y sin tener quien lo apague. Tú mismo rematarás la faena que el mozo dejó a medias.

Al contemplar aquellas dos cántaras de nata fresca y el hondo pozo que hacía crecer su lanza como jamás lo hiciera la imagen de su señora Dulcinea, cayó don Quijote en un estado cataléptico del que solo lo sacaron las sacudidas de Sancho.

−¡Reviva vuestra merced, no se amohíne, que pájaro viejo enciéndese presto! ¡Bien le advertí que no eran de dolor aquellos gemidos que escuchábamos!


Con este relato he alcanzado la victoria en la final del Monstruoscopio 2017, uno de los concursos convocados por la web Esta noche te cuento que patrocinan los alojamiento rurales Sendero del agua y El molino de Bonaco. Mi agradecimiento a Mel, a Jams, al jurado y a los participantes.