1 nov. 2017

Aventura secreta

Foto tomada de la web del alojamiento rural Sendero del agua
A María Arima, mi molinera preferida


En oyendo lamentos de mujer, arrojose el caballero por el sendero que lleva al molino con tal ímpetu que, aterrorizado, el monstruo que la sometía huyó en cueros vivos.

−¿Qué has hecho, bellaco?−bramó, alzándose, la molinera−. He quedado hecha fuego y sin tener quien lo apague. Tú mismo rematarás la faena que el mozo dejó a medias.

Al contemplar aquellas dos cántaras de nata fresca y el hondo pozo que hacía crecer su lanza como jamás lo hiciera la imagen de su señora Dulcinea, cayó don Quijote en un estado cataléptico del que solo lo sacaron las sacudidas de Sancho.

−¡Reviva vuestra merced, no se amohíne, que pájaro viejo enciéndese presto! ¡Bien le advertí que no eran de dolor aquellos gemidos que escuchábamos!


Con este relato he alcanzado la victoria en la final del Monstruoscopio 2017, uno de los concursos convocados por la web Esta noche te cuento que patrocinan los alojamiento rurales Sendero del agua y El molino de Bonaco. Mi agradecimiento a Mel, a Jams, al jurado y a los participantes.

7 comentarios:

  1. Voto a tal, que no conosco aqueste capítulo del tan afamado libro. ¿Será que hideputa del librero sacóselo en poridat?

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué maravilla! Felicidades por la victoria, y mi admiración. A ver si te acercas al Sendero este año a la entrega de premios.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena.Disfruta del premio. Nosotros disfrutaremos del relato

    ResponderEliminar
  4. Estoy muy de acuerdo con el reconocimiento que se te ha dado.

    Saludos salados!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!