30 ene. 2016

Blancos y negro

Clic en la flecha para escuchar la canción durante la lectura


Sueña con viajar: recorrer Roma, La Martinica, Estrómboli, las calles de Chicago, navegar por el río Ulanga con una solterona, ser gánster o detective, enfrentarse a los peligros de la guerra, vivir la pasión del amor. Incluso morir por hereje, quemado en una hoguera, es preferible a permanecer en un café de esta ciudad claustrofóbica, sentado ante el piano, repitiendo como un tonto la misma canción cada vez que ella −o él− le piden, con esa mirada en que se mezclan la amargura y la melancolía: “Tócala otra vez, Sam”.

Con este micro cinematográfico pasé a la tercera ronda de la Copa ENTC 2016. Vistos los rivales que quedan, la cosa se pone cada vez más complicada.

4 comentarios:

  1. Tiene que estar hasta las narices de la canción, sí 😉 Pero es tan bonita... Suerte Elisa!

    ResponderEliminar
  2. Tiene que estar hasta las narices de la canción, sí 😉 Pero es tan bonita... Suerte Elisa!

    ResponderEliminar
  3. La cruz de los personajes secundarios. Salvo los de Manu Espada, que les dio protagonismo.
    Me gustó.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!