25 abr. 2014

Obra inédita

Pajaritas, de The Faith Healer


Cada vez que termina un poema pliega el papel, forma una pajarita y la arroja por la ventana. Casi todas terminan en el suelo, arrugadas y polvorientas. Solo algunas, las portadoras de auténtica poesía, agitan las alas y se pierden en el horizonte. Ninguna regresa.

20 abr. 2014

Soledad

Ilustración de Rocío Salazar
Lo despertó un rayo de sol que se filtraba entre las cortinas. Era la segunda noche que dormía de un tirón, sin tener que llamar a mamá. De rodillas junto a la cama, apartó los faldones de la colcha y se quedó mirando el suelo deshabitado en el que bailaban algunas pelusas. No tuvo más remedio que aceptar, con desconsuelo, que el monstruo se había ido para no volver.

Este relatillo resultó ganador en el concurso de microrrelatos de Radio Castellón la semana del 14 al 18 de abril de 2014.

13 abr. 2014

Oficio

Escritor ante su musa en blanco, de José Luis Sandín

Escribió lo mejor de su obra mojando en su frente el plumín de acero: el terror de verse abandonado por las musas le hacía sudar tinta.

11 abr. 2014

Viejos amigos, una aproximación literaria al mundo de la vejez



La autodioantología VIEJOS AMIGOS, UNA APROXIMACIÓN LITERARIA AL MUNDO DE LA VEJEZ, iniciativa de Pablo Gonz, reúne 69 microrrelatos de 47 autores de seis países: Argentina, Chile, Perú, Colombia, México y España, que han puesto su talento desinteresadamente al servicio de los más mayores.

Para escuchar o descargar VIEJOS AMIGOS, visita AQUÍ la correspondiente página de Souncloud.

5 abr. 2014

Del otro lado

Dulcinea, de Eleazar



Era una buena moza, Aldonza Lorenzo, recia y reidora, que no desdeñaba los requiebros de los aldeanos del lugar. Un día, habiéndose detenido a escuchar las lecturas de unos señores que en una venta paraban, se le secó el cerebro y dio en creer que, como gentil dama, debía recibir de sus galanes los servicios que el ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, protagonista de la novela que causaba el regocijo de aquellos lectores, dedicaba a su Dulcinea del Toboso. Y fue así como se consumió su juventud en anhelos y su vejez en soledad.