26 abr. 2013

Oportunista

“¡Ojalá consiga que deje de hacer el indio!”, pensábamos Sara y yo. Mamá había perdido quince kilos, empezó a maquillarse y a ponerse las camisetas ajustadas de mi hermana. No sirvió de nada. Papá siguió volviendo de madrugada, gastando lo que no teníamos y tirándole los tejos a sus amigas hasta que ella le pidió que se fuera de casa. 

El que hace el indio ahora es el vecino del cuarto. Todos los días se le olvida algo. Llama a la puerta tan flojito que casi ni se oye. Cuando abre mamá se le emboba la sonrisa y, tartamudeando, le pide sal, un limón o una cabeza de ajos. 

Un despojillo ReCiclado.

4 abr. 2013

Destellos en el cristal

Una antología para leer y releer, para disfrutar. La Inter se supera a sí misma en cada nuevo reto. ¡Muchas gracias!