30 abr. 2012

Terapia conductual



Cuando empezaron los primeros achaques pensó que no podría vivir sin él y, por primera vez, lamentó haberse casado con aquel buen hombre que le sacaba casi veinte años. La localización de la sepultura —en la zona más transitada del cementerio, soleada en invierno, fresca en verano—, su empeño en mantenerla aseada y cubierta de flores y la paz que encuentra al desgranar allí cada tarde sus pequeñas cuitas han contribuido a que Doña Celia acepte la situación. Solo falta, para organizar el solemne funeral con que sueña, que su querido, futuro difunto se decida por fin a morirse.


Esta fue mi participación en el estupendo concurso En 99 palabras organizado por Miguel Molina, en cuyo blog (En 99 palabras) se pueden leer lo microrrelatos ganadores.  

10 abr. 2012

Utopía

Rudolf Lutz, Utopía


Controlada la superpoblación mundial, el reparto equitativo del trabajo hace desaparecer el desempleo. Reina la paz. Las especies amenazadas se multiplican, se regeneran los bosques, se detiene el cambio climático. Tú te enamoras de mí hasta los huesos. Yo soy total, absoluta, completamente feliz pongamos con… tu hermana pequeña o, quizás, tu mejor amiga.

6 abr. 2012

Poesía, sin que sirva de precedente

Campos de Soria, atravesados por el Duero, desde el castillo de Gormaz.


Estoy muy contenta por haber conseguido un accésit en el III Premio de Microrrelatos Temáticos de la editorial Hipálage.  Como el texto, fruto de las segundas Microjustas, ya ha aparecido en este blog dos veces, una para leer y otra para escuchar, no lo voy a colgar de nuevo. En cambio voy a dejar un poema que no ha ganado, pero ha sido seleccionado para figurar en la antología Memoria y Euforia, producto de la convocatoria del II Premio de Poesía Gozosa, Amatoria y Erótica convocado por la misma editorial. Algo tienen en común los dos textos. El primero lo escribí en el coche, la primavera pasada, mientras me dirigía a Palencia, al llegar al hotel conseguí enviarlo antes de que ningún rival me hubiese pisado el tema (robo, era). El segundo evoca un viaje a Soria en 2010 aprovechado también las vacaciones de la feria de abril sevillana. Recorrer Castilla en primavera en buena compañía, eso es para mí la felicidad.


Carta urgente

La luz dorada es la misma de entonces,
los vencejos han vuelto puntuales
a girar en el cielo del crepúsculo,
aún me busca tu mano entre las sábanas
y nuestros pies codician los caminos.
Son regalos que trae la primavera,
fruta madura, más no por ello ajada,
perfumada de amor y de silencio.